Encuentro de Formación de Voluntariado en La Vecilla (7y 8 abril)

¿Quién no va al gimnasio hoy en día o entiende la necesidad de hacer ejercicio? Pues de igual manera conviene hacer una pausa en nuestras ajetreadas vidas, reencontrarnos con nosotros mismos y dedicarle un tiempo a la oración. Pues eso es lo que hicimos en el encuentro de La Vecilla el pasado fin de semana.

Sin embargo, teníamos un plus añadido en muchos de los casos y era conocer el destino del voluntariado misionero salesiano al que íbamos a ir este verano. La emoción nos acompañó a todos y pronto comenzamos a querer a esos países, su cultura y sus gentes y a compartir las experiencias previas de otros voluntarios.

Para embarcarnos en esa misión, necesitamos recibir formación de temas muy prácticos (visados, vacunas, seguros de viaje, etc.), pero lo más importante era comprender el carácter integral de la obra salesiana: Casa, Escuela, Parroquia y Patio. De esta forma, podremos integrarnos mejor con los misioneros que trabajan en esos proyectos allí todo el año.

Destacaría los “14 Mandamientos del Buen Voluntario”, donde nos recalcan la importancia de puntos como: Valorar la labor de las personas locales que están allí, Evitar hacer regalos, Integrarnos en la Comunidad Salesiana, Desterrar el Norte-Centrismo, Comprender la cultura del país, No imponer nuestro criterio…. y la que me gustaría destacar más es que “Ser Voluntario es aprender, ayudar y servir” con el objetivo de que algún día esos países no necesiten nuestra colaboración.

México, Ecuador, Cuba, Camerún, Etiopía y Sierra Leona nos están esperando y estamos contando los días para vivir esta experiencia gracias a Jóvenes y Desarrollo.

Anuncios